Martes, 13 Febrero 2018 05:21

Los baldíos son de los campesinos no de las multinacionales: Jorge Prieto

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

Causa algo de esperanza escuchar a candidatos al Congreso hablar de la defensa de la tierra, de la titulación a campesinos que han esperado toda una vida por sus escrituras, lucha en la cual ha sido protagonista el senador Jorge Prieto Riveros desde mucho antes de ser congresista.  Pero se siente indignación cuando se encuentran discursos a favor de esa causa, pero pronunciados por parte de candidatos y candidatas de partidos que sistemáticamente han legislado en un sentido absolutamente contrario.

El senador Jorge Prieto es un reconocido defensor de la consigna “la tierra para el que la trabaja”, por allá desde cuando ayudó a fundar el hoy corregimiento La Chaparrera, motivo por el cual hicieron una escultura en su honor. Ya como congresista, emprendió la batalla junto a Jorge Robledo para defender el derecho a la propiedad que tienen los campesinos que, por generaciones, y sin la ayuda del Estado, han trabajado la tierra en agricultura y ganadería.

Al Congreso de la República llegó un proyecto de Ley en el 2015, conocido como ZIDRES, que tenía su origen en el gobierno del expresidente Uribe y que por sexta vez intentaban tramitarlo en el legislativo.  El proyecto tenía como objeto el “desarrollo del campo” impulsado por gigantes de la agroindustria internacional que se asociarían con los campesinos colombianos para lograr que la tierra sea más productiva.  No existe un modelo de negocio más desventajoso para los campesinos, ya que, como ha sucedido en otros escenarios, los gigantes terminan absorbiendo al pequeño convirtiéndolo en un peón.

Pero lo más grave es que se abrió la puerta para que los terrenos baldíos, que según la Constitución son para los campesinos, sean entregados a multinacionales mediante figuras que simulan la adjudicación, como el arriendo a 30 o 40 años, intentando burlar el fallo de la Corte Constitucional que ya se había pronunciado al respecto.  Pues bien, para este propósito engañoso en contra de los campesinos se unieron el Centro Democrático y los partidos de la Unidad Nacional de Santos para aprobar el proyecto.

Aún retumban en los oídos de los campesinos, que han esperado por décadas las escrituras de sus fundos, esas palabras del Senador vocero del Centro Democrático, José Obdulio Gaviria, durante el último debate del proyecto: “lo que me gusta de este proyecto es que se aleja de la idea feudal de que lo importante es la titulación de las tierras…”.  Para completar la desdicha, el senador Carlos Felipe Mejía, también del Centro Democrático, le da la bienvenida a los beneficiarios de la ley, dos de las más grandes multinacionales agroindustriales en el mundo: “no le tenga miedo senador a las multinacionales como MONSANTO y CARGILL, que vengan y desarrollen este país…”.

En acto de responsabilidad y coherencia, el senador Jorge Prieto, junto al senador Robledo, demandó la Ley por inconstitucional y aún se espera el fallo de la Corte Constitucional, razón por la cual no se ha implementado la norma.  Lo correcto y lo justo es que se les titule las tierras a los campesinos y que por fin llegue la inversión estatal al sector rural de Colombia.

No contentos con el desenlace de la Ley Zidres, el Centro Democrático y un sector de la Unidad nacional decidieron presentar un proyecto de ley que implementaría la “presunción de la buena fe” de los poseedores de las tierras para la adjudicación.  Esto significa que se le podría legalizar la propiedad a los despojadores de tierras de la guerrilla y los paramilitares, a aquellos que durante el conflicto obligaron a los campesinos a vender sus tierras a precios irrisorios y que tienen hoy a testaferros o amigos como ocupantes poseedores.  Difícil encontrar algo más maligno y de mala fe que una norma como esta.

Hoy, a pesar de la evidente posición de partidos como el Centro Democrático, La U, Cambio Radical, Conservador y Opción Ciudadana frente al tema de tierras, sus candidatos anuncian, sin pena alguna, propuestas contrarias a su ideario con el objetivo de engañar y convencer algunos incautos.  La acostumbrada fórmula de la difamación, la mentira y esconder todo detrás del miedo al terrorismo, es el pan de cada día en la campaña. 

Mientras tanto, Jorge Prieto Riveros se prepara para continuar el trámite de su proyecto de ley de Agricultura Familiar y Economía Campesina que propone un modelo de desarrollo del campo de la mano de pequeños y medianos productores, y para dar nuevamente una defensa férrea de los campesinos en la discusión de la Ley de Tierras que se empezará a tramitar en marzo.

 Prensa y Comunicaciones J.P. (Publicidad Política Pagada)

Visto 265 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

http://casanarenoticias.com/images/BANNER-ABAJO-GRANDE/JORGE%20PRIETO.png

  http://casanarenoticias.com/images/BANNER-ARRIBA-GRANDE/FABIAN%20GUTI%20CD%20103%20CASANARE%20NOTICIAS.png

 http://casanarenoticias.com/images/BANNER-ABAJO-IZQUIERDA/MEDICAL%20SKY%20-%20PRESENTACION.jpg

http://casanarenoticias.com/images/BANNER-ABAJO-GRANDE/OSMAN%20ROA.jpg