En la mañana del 6 de julio de 2024, la tranquilidad del barrio Caribabare en Yopal se vio interrumpida por un lamentable suceso. Las autoridades fueron alertadas sobre el descubrimiento del cuerpo sin vida de un hombre en una residencia ubicada en la carrera 32 # 22 – 52.

La víctima fue identificada como Rodolfo Cicua Pérez, de 51 años de edad quien trabajaba como asesor para las alcaldías de Villanueva, Monterrey y Támara. Según los informes preliminares, el cuerpo fue encontrado en circunstancias que sugieren un presunto acto autoinfligido, a través de suspensión.

Un amigo cercano de la familia, Helman Hernando Riaño, fue quien hizo el desgarrador descubrimiento. Riaño contó que Cicua Pérez había viajado a Yopal el 3 de julio, mientras el resto de sus allegados permanecían en una finca en Hato Corozal. La preocupación surgió cuando, durante varios días, no respondió a las llamadas telefónicas.

Al ingresar a la vivienda, Riaño percibió un fuerte olor que lo llevó a realizar una búsqueda más exhaustiva. Fue en el patio trasero donde encontró el cuerpo sin vida de su amigo.

Las unidades policiales que acudieron al lugar reportaron la presencia de lesiones en las muñecas del fallecido. El Cuerpo de Investigación (CTI) se hizo cargo de la inspección técnica del cadáver. Las autoridades han iniciado una investigación exhaustiva para esclarecer las circunstancias exactas de este trágico incidente.

 

Publicado en Judicial

 

 

  

  

    

 

      

 

 

 

 

Noticia en vídeo