Judicial

Judicial (219)

Un fiscal de la Seccional Casanare imputó por los delitos de porte de armas de fuego y tráfico de estupefacientes a Samuel Smith Vásquez Acosta, luego de que servidores de la Estructura de Apoyo de la Fiscalía y miembros de la Policía Nacional, lograran ubicar varios alucinógenos y armas al interior de una vivienda.

Durante las diligencias de registro a un inmueble que se llevaron a cabo el pasado 19 de septiembre en el barrio Villa Flor 1 de Yopal, las autoridades hallaron un revólver calibre 38 con 3 cartuchos, un arma tipo traumática 9 milímetros, un proveedor metálico y dos cartuchos para el mismo, así como más de 50 dosis de estupefacientes y elementos para empaque de los mismos.

El pasado 21 de septiembre un juez del de Yopal acogió las solicitudes de la Fiscalía en el sentido de legalizar las diligencias de allanamientos, la captura de Vásquez Acosta y la medida de aseguramiento consistente en detención carcelaria. El imputado no aceptó los cargos endilgados.

 

 

Una riña registrada en horas de la madrugada de hoy miércoles en el barrio Cabrestero del municipio de Trinidad dejó una persona muerta.

De acuerdo a lo que se conoce, uno de los hombres sacó un cuchillo con el que agredió a su víctima ocasionándole la muerte. El occiso respondía al nombre de Luis Fernando Tumay Castillo.

Al lugar de los hechos llegaron las autoridades, y capturaron al presunto agresor identificado como Jhon Enrique Alvarado, para la respectiva judicialización.

 

Autoridades revelaron el día anterior más detalles de la captura en Barranca de Upìa, de alias “Pata loca”, señalado de ser el máximo cabecilla del Clan del Golfo, con injerencia criminal en Casanare, Meta, y Vichada, dedicado a la actividad criminal por más de 26 años.

El comandante de la Octava División del Ejército Nacional, brigadier General Fabio Leonardo Caro, afirmó que en el prontuario de este sujeto se encuentran más de 10 asesinatos selectivos en Casanare, entre ellos del líder social Juan Carlos Nieto muerto el 2 de febrero en Cabuyaro, Meta.

Además, lo responsabilizan de la masacre ocurrida en el municipio de Maní donde tres personas fueron asesinadas y dos más resultaron heridas. También es señalado de ser el encargado de expandir a este grupo ilegal en los territorios y de ser el planificador de todas las acciones terroristas contra la población civil y contra el servicio público del pasado enero de 2021.

Confirmó el brigadier General Fabio Leonardo Caro que en la misma operación fue capturado el sargento segundo activo del Ejército Nacional, Andrés Felipe Saldarriaga Echeverry, alias “Matías”, señalado de ser miembro del Clan del Golfo.

“El sargento fue capturado por el mismo Ejército Nacional en conjunto con las demás autoridades y quedó a disposición de la Fiscalía para que responda de forma individual por los hechos delictivos que se le imputan”, dijo el comandante de la Octava División.

 

 

Un Fiscal de la seccional Casanare logró que un juez legalizara la captura y enviara a la cárcel el pasado 16 de septiembre a Hon Jairo López Vega, como presunto responsable del delito de violencia intrafamiliar agravada.

La captura se materializó por parte de unidades de la Policía Casanare el pasado 14 de septiembre en el barrio Llano Lindo de Yopal, por una orden judicial expedida por un juzgado de Nunchía.

Los hechos que se investigan ocurrieron en agosto de este año cuando la víctima llegaba de su jornada laboral y estaba ingresando a su vivienda cuando fue abordada por López Vega, quien le habría propinado cinco heridas con arma blanca.

Cabe resaltar que el capturado, que no se allanó al cargo imputado. En 2015 fue condenado por el delito de porte ilegal de armas y tráfico de estupefacientes.

 

 

Un ciudadano de 18 años de edad fue capturado en flagrancia por unidades de la Policía en la carrera 6 con calle 4 barrio Santo Domingo del municipio de Trinidad, por el delito de violencia intrafamiliar.

Este individuo momentos antes habría agredido físicamente con puños en la cara y estómago, a su compañera sentimental de 26 años de edad, la cual se encuentra en estado de embarazo.

El capturado fue dejado a disposición de la Fiscalía 27 Seccional de Orocuè para su respectivo proceso de judicialización.

 

 

Una Fiscal adscrita al Centro de Atención Integral a Víctimas de Violencia Sexual de la Seccional Casanare, logró que un juez de Yopal condenara a 17 años y 3 meses de prisión al docente Marco Alirio López Herrera al encontrarlo responsable del delito de actos sexuales con menores de catorce años en concurso y agravado.

Los hechos que ocurrieron en octubre del 2016, y que fueron denunciados en noviembre del mismo año por una de las madres de las dos víctimas que para la fecha de contaban con 8 años de edad, fueron exhaustivamente investigados por el equipo de la Fiscalía. Y gracias a los elementos materiales probatorios aportados durante el juicio, se logró comprobar la responsabilidad de este docente que era el encargado de impartir materias como educación religiosa y moral.

La Fiscalía pudo establecer que Marco Alirio López Herrera se aprovechó de su condición dominante sobre las víctimas y las citaba al colegio a horas no escolarizadas con la disculpa de hacer algunas actividades extracurriculares, y ahí era cuando cometía los actos punibles. Además, las amenazaba con hacerles perder el año lectivo, sino accedían a sus pretensiones o si denunciaban los hechos.

El pasado 19 de septiembre fue capturado a la entrada del barrio Los Ángeles de Yopal, por unidades de la Policía Nacional para que cumpliera la condena.

 

En Barranca de Upía, fue capturado el día anterior mediante orden judicial alias "Pata loca", presunto cabecilla de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, por el delito de concierto para delinquir agravado.

El sujeto identificado como Javier Manco David alias “Pata Loca”, “Alonso” o “Burro”, es señalado por las autoridades de liderar la subestructura Gonzalo Oquendo Urrego del grupo armado organizado GAO Clan del Golfo que delinque en los departamentos de Meta, Vichada y Casanare.

Según información preliminar, este sujeto coordinaba ilícitos como el control del narcotráfico, tráfico local de estupefacientes y el cobro de extorsiones.

La captura que fue materializada por unidades de la Policía, CTI de la Fiscalía, y Ejèrcito, según la Gobernación de Casanare, contribuye a frenar los delitos de extorsión, erradicación de las rutas de narcotráfico y distribución de estupefacientes en varios municipios de los dos departamentos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Viernes, 23 Septiembre 2022 18:30

A la cárcel ladrón reincidente en Yopal

Escrito por

Un Fiscal adscrito a la Seccional Casanare logró que un juez de Yopal legalizara la captura y enviara a la cárcel a un hombre por el delito de hurto calificado y agravado. Se trata de Andrés Felipe Pérez Rubio, quien fue detenido el pasado 13 de septiembre mediante una orden judicial que pesaba en su contra.

Al parecer, el capturado sería el responsable de 7 hurtos perpetrados en 2021 y dos más en lo corrido de este año, actos punibles que habrían llegado a una suma cercana a los 52 millones de pesos. Para lograr su cometido el imputado habría utilizado un arma de fuego.

El 14 de septiembre pasado fue presentado ante un juez de Yopal quien determinó su internación en centro carcelario. No aceptó el cargo.

 

Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un juez de control de garantías impuso medida de aseguramiento privativa de la libertad en establecimiento carcelario al teniente coronel Benjamín Darío Núñez Jaramillo, quien para la época de los hechos era el comandante operativo de la Policía Nacional en Sucre, como presunto responsable del homicidio de tres hombres, el pasado 25 de julio, en Chochó (Sucre). 

Las víctimas, de 18, 20 y 26 años, fueron interceptadas en un puesto de control, luego de conocerse la muerte de un patrullero en Sampués (Sucre). Durante el procedimiento algunos uniformados, al parecer, las golpearon. Posteriormente, el entonces teniente coronel Núñez Jaramillo habría llegado al lugar y pidió subirlas a una camioneta para trasladarlas a Sincelejo.

El material de prueba da cuenta de que, durante el recorrido, el oficial presuntamente activó su arma de dotación en contra de los jóvenes, de manera directa y a muy corta distancia en siete oportunidades causándoles la muerte. Luego descendió del vehículo y se fue en la patrulla que tenía asignada, mientras los cuerpos fueron trasladados a un centro asistencial.

En la investigación se estableció que los tres hombres agredidos estaban en estado de indefensión en el momento en el que recibieron los disparos, uno de ellos tenía una discapacidad en uno de los brazos y otro estaba con las manos amarradas.

Asimismo, se conoció que el entonces comandante operativo de Sucre, al parecer, repuso la munición que gastó con la aparente intención de dificultar el esclarecimiento de lo sucedido. De igual manera, hay evidencia de que reunió a 10 policías en su despacho y les habría pedido firmar un informe que consignaba información falsa, en medio de intimidaciones con una ametralladora mini uzi.

En ese sentido, la Fiscalía imputó a Núñez Jaramillo los delitos de homicidio agravado, privación ilegal de la libertad; y ocultamiento, alteración o destrucción de material probatorio. Los cargos no fueron aceptados por el procesado.

 

Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un juez de control de garantías impuso medida de aseguramiento en centro carcelario contra Hernando Melo Tovar, alias Negrura; y Jaumer Fernando Piraban Barrios, como presuntos responsables del homicidio de la líder social Luz Marina Arteaga Henao.

La mujer había sido reportada como desaparecida el 12 de enero del año en curso. Cinco días después, su cuerpo fue encontrado abandonado a orillas del río Meta, en la vereda La Esmeralda, en Orocué, Casanare.

Pruebas técnicas y testimoniales, permitieron establecer que estos hombres al parecer la torturaron en una vivienda y posteriormente habrían llevado el cuerpo en un vehículo hasta una canoa para que fuera arrojado al río.

Una fiscal de la Unidad Especial de Investigación (UEI) imputó a los detenidos los delitos de homicidio agravado y tortura agravada. Los cargos no fueron aceptados.

Luz Marina Arteaga Henao era médica de profesión, defensora ambiental y de derechos humanos, y líder de las comunidades reclamantes del proceso de restitución de tierras en las veredas Matarratón y El Porvenir, en Puerto Gaitán, Meta.